¿Cómo pueden ayudarte el tomate y el pepino en el cuidado diario de tu salud?

#EstePaísoAlimentamosUnidos y hoy en la VI acción de esta campaña en la que ponemos en valor el esfuerzo del sector agroalimentario durante esta crisis sanitaria, Raquel Santacruz, diestista-nutricionista nos explica cuáles son los beneficios y propiedades del tomate y el pepino y nos da unas recomendaciones para incluirlo a diario en nuestra dieta.

¿Te levantas con los párpados hinchados? Quizás pienses que es por haber dormido muchas o pocas horas, o por haber comido más sal de la cuenta (debido a la retención de líquidos). Para remediarlo, existe el mito que rodajas de pepino frescas colocadas a modo de compresa sobre los párpados son eficaces. Sin embargo, pensando con los pies en la tierra, la causa real de que nos levantemos con los parpados hinchados reside en la sobreingesta de alimentos con azúcar, bollos, café, alcohol, ya que estos, dilatan o inflaman los órganos digestivos.

“La cara es el espejo del alma” una clave es comer de forma equilibrada e incluir alimentos como por ejemplo el pepino y el tomate.

El tomate es rico en vitaminas y minerales, vitamina C, antioxidante natural, vitamina A y K, hierro y potasio. Al contener vitamina A protege la vista, mejora la visión. También, mejora la circulación sanguínea, ayudando a controlar la coagulación sanguínea mediante la vitamina K, protege frente a problemas cardiovasculares como el infarto de miocardio.

El tomate cuida de tu piel ya que posee grandes propiedades antioxidantes, se trata de un remedio natural contra el envejecimiento y un gran aliado para el cuidado, no solo del aspecto de nuestra piel, sino también de nuestro pelo y nuestros dientes. Además, evita el estreñimiento gracias a su contenido en fibra. Es un diurético natural, ya que contiene potasio y bajos niveles de sodio lo que favorece a evitar la retención de líquidos y la eliminación de toxinas.

El pepino, por otro lado, es uno de los alimentos fundamentales de la dieta alcalina. Casi el 95% del pepino se compone de agua lo que significa que es muy hidratante y proporciona grandes cantidades de antioxidantes. Es una fuente clave de nutrientes antioxidantes convencionales, incluyendo la vitamina C, manganeso y betacaroteno.

Es un remedio para la piel, aporta vitamina C, vitamina E y aceites esenciales contribuyendo al cuidado de esta. Las personas fumadoras pueden beneficiarse de sus efectos contra la acción oxidante de los radicales libres del tabaco. Resulta muy adecuado para las quemaduras solares, pieles muy bronceadas, piel seca o agrietada. Hidrata y repara la piel, es adecuado para dermatitis, psoriasis y eczemas. Una buena manera de realizar una crema suavizante después de una fuerte exposición solar consiste en procesar un par de pepinos con una batidora y extender la pulpa en forma de crema sobre la piel durante media o 45 minutos.

El pepino es altamente recomendado para aquellas personas que quieren adelgazar por su alto contenido en agua y su bajo aporte calórico, que le ayudara a bajar de peso y a desintoxicar el organismo. Se utiliza, además, en dietas depurativas para ayudar a eliminar el ácido úrico, gracias a sus propiedades laxantes, limpia el intestino, si bien no se recomienda si la persona sufre problemas gastrointestinales.

Inicio          Blog            Facebook           Twitter         Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *